El rakú en joyería

raku_webEl rakú es una técnica antigua creada en Japón y utilizada también en China para decorar cerámicas.

Se trabaja modelando las piezas en arcilla, una vez secas se cuecen en horno cerámico y a continuación se esmaltan a una temperatura entre 900 y 1000 ºC, se sacan del horno con pinzas de hierro y se introducen en un recipiente lleno de serrín o materiales vegetales secos para que las piezas se ahúmen y consigan este color metalizado lustrado característico del Rakú, después se introducen en agua y se limpian. Otra característica de esta técnica es que cada pieza es única, cuando hacemos rakú el resultado es imprevisible.

La palabra rakú significa tranquilidad y felicidad. Los seguidores del Zen se reunían para la ceremonia del té y pintaban sus propias tazas disfrutando de este arte en compañía donde intervienen los cuatro elementos (tierra, fuego, agua y aire).

En Adrizar somos especialistas en la creación de joyería elaborada con esta centenaria técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *